jueves, 4 de diciembre de 2014

La luna y sus misterios



Todo quedó al margen
en un tiempo paralizado en suspiros
la piel en llamas
y las lágrimas resbalando por las mejillas,
como queriendo sublimar el deseo.

Imparables las extremidades se entrelazaron,
éramos un ovillo en cuyo centro
festejaba la luna todos sus misterios.

05.05.2013