martes, 20 de enero de 2015

Noche eterna



Noche eterna del jardín
donde sinfonías tú labrabas,
donde hoy la sabia
ha ido perdiendo su secreto.

El girasol que festejaba al centro
tus madrugadas, va desaliñado,
agacha la frente, no levanta la mirada 
ni cuando amanece.

Noche eterna en el jardín
donde ayer todo era fiesta,
le pregunto a la madre tierra
¿Volverá el labrador?
¿sentiré sus manos arar,
acariciar mis pétalos?

Canta el ruiseñor
a los primeros rayos del sol,
mas el girasol hunde su corola
compungido, 
de pena.



15/11/14